LiveZilla Live Chat Software

IL1-Ra

Antagonista del Receptor de la Interleuquina 1

¿Que es la citoquina IL-1Ra?

Se descubrió que la proteína interleukina 1 (IL-1), un tipo de citokina pro-inflamatoria, es una de las principales culpables de la osteoartritis(Artrosis).

Como componente del sistema inmune, la IL-1 tiene la habilidad de modificar las funciones de otras células. Esto puede ser positivo, por ejemplo cuando permite que las “tropas reparadoras” del cuerpo alcancen rápidamente un área donde ha ocurrido un daño. Sin embargo, la IL-1 también desencadenada la inflamación y el dolor dentro de la articulación. Estos efectos negativos son una de las principales causas de la destrucción de cartílago en la osteoartritis. Identificar la causa de un problema no es, sin embargo, suficiente para ser capaces de eliminarlo.

A finales de los 80, un grupo de investigadores en los Estados Unidos descubrieron una proteína que expulsa a la pro inflamatoria interleukina 1; la denominaron “receptora antagonista de la interleukina 1” (IL-1Ra).

Así, la IL-1 pro inflamatoria es una “mala proteína”, y la IL-1Ra es una “buena proteina” que combate a la IL-1 y evita que cause inflamación y daño al cartílago.

ENTREVISTA CADENA ABC-NEWS AL DR. PETER WEHLING ORTOPEDA (ALEMANIA), PROFESOR UNIV. DE CAROLINA DEL NORTE (USA)

Especialista en el tratamiento de Dolor/Artrosis con Antagonista del Receptor de la Interleuquina-1

¿En que consite la terapia con citoquina IL-1Ra?

ENTREVISTA DR. BASELGA EN LAS MAÑANAS DE LA 1 (ESPAÑA)

El Dr. Jaime Baselga explica el tratamiento con Antagonista del Receptor de la Interleuquina-1 para artrosis de articulaciones (rodilla, cadera, hombro, tobillo, mano) y dolor de espalda.

La terapia con citoquina IL-1Ra consiste en obtener “proteínas anti-artritis” y factores de crecimiento de la sangre del propio paciente, y entonces inyectar estas sustancias endógenas de nuevo en la articulación afectada. A fin de conseguir esto, el médico extrae sangre de una vena del brazo del paciente utilizando una jeringa especial. La jeringa con la sangre se mantiene durante varias horas a temperatura corporal (incubación). Durante este tiempo, las células sanguíneas en la jeringa son estimuladas mediante un complejo mecanismo para producir altos niveles de las proteínas “buenas”. Después de esto, la muestra se centrífuga para separar los componentes sólidos de la sangre del suero. El suero contiene una elevada concentración de las proteínas “buenas” del propio paciente -endógenas- que son beneficiosas para el tratamiento de la osteoartritis. Finalmente se llenan unas jeringas con este suero y posteriormente se administran directamente en la articulación afectada mediante inyección.

De este modo, el desequilibrio entre proteínas “buenas” y “malas” se corrige. La terapia con citoquina IL-1Ra proporciona un medio de aumentar el nivel de proteínas “buenas” directamente en la articulación, donde pueden rechazar de forma eficaz las proteínas destructivas, pro-inflamatorías. Las “proteínas anti-artritis” se acoplan a unos puntos  muy específicos (receptores) en las células del cartílago y de la membrana sinovial, evitando así que las dañinas proteínas pro-inflamatorias puedan atacar a estas células. Al administrarse directamente en la articulación, las proteínas protectoras actúan donde se necesitan para evitar más daño al cartílago, la inflamación y el dolor. Este método domestica la propia medicina natural del cuerpo para tratar la osteoartritis.

¿Cuando está indicada la terapia con citoquina IL-1Ra?


Los efectos secundarios son muy escasos y raros en la terapia con citoquina IL-1Ra. Se puede utilizar para tratar la osteoartritis de las siguientes articulaciones:

  •         Rodillas
  •         Caderas
  •         Tobillos
  •         Dedos de pies y manos
  •         Muñecas
  •         Hombros
  •         Codos
  •         Columna

La terapia con citoquina IL-1Ra también se ha mostrado muy eficaz en el tratamiento de discos herniados y ciática. En el tratamiento de tendones y ligamentos inflamados (p.ej. Tendón de Aquiles, tendón rotular, codo de tenista).

Esta terapia biológica hace que las proteínas curadoras del propio cuerpo estén en el lugar adecuado y en cantidad suficiente para tratar de modo eficaz la osteoartritis temprana y moderada al proteger el cartílago de mayores daños en la articulación. Los mecanismos reparadores naturales del cuerpo humano son activos para intervenir contra las causas subyacentes de la enfermedad, con el objetivo de proteger las restantes células de cartílago.

Incluso el tratamiento en fases más avanzadas puede retrasar la necesidad de reemplazar la articulación por una prótesis durante un tiempo considerable o evitar dicho reemplazo. Las proteínas endógenas son poderosos aliados en la lucha contra la osteoartritis y en la búsqueda de mejorar la calidad de vida de las personas que luchan contra la enfermedad.

¿Qué puede esperar como paciente?

La terapia con citoquina IL-1Ra apoya los mecanismos naturales de reparación del cuerpo al suministrar niveles elevados de proteínas anti-artritis directamente en las articulaciones afectadas por la osteoartritis. Los pacientes normalmente reciben series de 6 inyecciones en la articulación afectada durante un periodo de unas 3 semanas. Los resultados son normalmente visibles dentro de un máximo de 6 semanas. El dolor, la inflamación y la hinchazón se reducen notablemente y la movilidad de la articulación afectada mejora. Algunos pacientes notan mejoría desde las primeras inyecciones.

La duración de los beneficios del tratamiento depende de la gravedad de la enfermedad y de la condición general del paciente. La mejoría en los síntomas se puede esperar que se mantenga entre 6 meses y dos años, o incluso más. El porqué los efectos del tratamiento no duran lo mismo en todos los pacientes se desconoce. Puede pensarse también que la fuerza del ejército defensor de “proteínas buenas” simplemente es distinta de una persona a otra y que, con el tiempo, esas fuerzas curadoras y reparadoras del cuerpo se debilitan.

Dado que los efectos beneficiosos de las proteínas endogenas se debilitan con el tiempo, los viejos síntomas pueden volver a aparecer. En este caso el médico puede volver a administrar nuevas inyecciones. La terapia con citoquina IL-1Ra no sólo es muy eficaz, sino también muy bien tolerada porque utiliza sustancias que se han originado en el propio cuerpo del paciente. El cuerpo reacciona al suero de una forma natural porque el suero no contiene sustancias extrañas. Las proteínas son propias y el cuerpo las acepta como tales.

Por esta razón no se ha observado ningún efecto secundario grave específico de la terapia con citoquina IL-1Ra. La terapia con citoquina IL-1Ra se recomienda para el tratamiento de la osteoartritis en las fases temprana y moderada, cuadno el cartílago de la articulación tiene sólo daños moderados. Este método no se recomienda cuando la pérdida de cartílago está ya muy avanzada. Cuando el hueso roza con hueso, la sustitución de la articulación por una prótesis es normalmente la única elección posible.

Por esta razón, es nuy importante buscar ayuda en cuanto aparecen las primeras señales de la osteoartritis. Cuanto antes se pueda detener o ralentizar el proceso de deterioro de la articulación, mayores son las posibilidades de éxito. Mientras siga habiendo células sanas en el cartílago, las “proteínas ant-artritis” endógenas pueden realizar su función de curación natural y trabajar para evitar el daño en el cartílago, la inflamación y el dolor.

Enlaces Directos

Solicitud de devolución de llamada

Para un servicio más rápido, déjenos su correo electrónico y teléfono junto con el tratamiento que le interesa. Le devolvemos la llamada en 24 horas o menos. Gracias!.









Iniciar Chat
1
Necesita ayuda?
Hola, soy Katty del área de INFORMES, en que puedo ayudarte?
Powered by